¿Quién dice que a los adultos no les gustan los videojuegos? Aquí está la prueba de que no solo los niños pueden divertirse. Se trata de un diseño de MaryJane y existe también una versión para hombres.