El alcalde de esta ciudad de Lituania no se anda con bromas. Ya que las multas no asustan a los dueños de coches de lujo, quizás un tanque pasándoles por encima les haga cambiar de actitud. Voto por la aplicación en el resto de países.