En estas fechas, los aeropuertos se convierten en un absoluto caos: overbooking, vuelos retrasados y oleadas de gente que viene y va para pasar las vacaciones navideñas en compañía de familia o amigos. Pensando en ello recordé un anuncio que protagonizó la modelo brasileña Gisele Bundchen el año pasado para SKY TV, filmado íntegramente en el aeropuerto de São Paulo y con la mirada atónita de viajeros y empleados. Sin duda, otro evento similar en Madrid o Barcelona aliviaría las largas colas y esperas con un poco de entretenimiento… y algo que contar a los amigos.