Si bien en Japón ya es famosa Hatsune Miku, un holograma que da conciertos y cuenta con miles de fans, ahora nos presentan un robot, esta vez real, que parece hecho de carne y hueso. Sus movimientos son hiperrealistas, y al parecer ya existen varios modelos distintos.



 

Vía Abadía Digital