Con el verano llega el calor y la posibilidad de usar menos ropa, cosas más atrevidas, prendas que permitan mostrar tu lado más sexy. Para muestra, un botón.