En los años 90 a algún creativo se le ocurrió que sería divertido crear el personaje del “Computer Man” y añadirle esta fabulosa música. El resultado no tiene desperdicio, un anuncio para Mac que hará historia en los anales de la publicidad.