Cosas de padres e hijos, tan naturales como darse una ducha.