Desde hace un tiempo, Volkswagen está llevando a cabo una iniciativa llamada “The Fun Theory”, bajo la premisa de que la gente está más predispuesta a realizar determinadas acciones cuando es divertido: reciclar, no echar basura en el suelo o cambiar las escaleras eléctricas por las tradicionales.

El proyecto de la escalera se llevó a cabo en Estocolmo, en las escaleras de acceso al metro. Para subirlas, la gente puede elegir entre las escaleras mecánicas o las normales. En este caso se pretende probar que la gente está más dispuesta a hacer el esfuerzo de subir las escaleras tradicionales cuando es divertido hacerlo. De hecho, según el video, se incrementó notablemente el porcentaje de personas que cambió unas escaleras por otras.