Primero, advertimos que quizás este video no sea apto para menores. Pero si resulta que los niños están en Internet buscando sexo, que nadie se escandalice: seguro que pueden encontrar mil sitios mejores que este. Se trata de un falso spot publicitario, obviamente.