Si llamas al número que se anuncia para comprar este fabuloso teléfono, quizás no te responda nadie, ya que se trata de un anuncio de hace décadas. El producto, como puedes ver, tiene clase y estilo. Sólo hay que ver al educado ejecutivo hablando cómodamente mientras lo agarra por la cintura.