La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y la televisión se inunda de anuncios de juguetes, perfumes y toda clase de artilugios inútiles a los que comenzaremos llamando “regalos” y terminaremos llamando “trastos”. Quien sí lo tiene claro es Calvin. Feliz Navidad.