La ventaja de llevar siempre tu casa a cuestas, es que no pueden embargártela por impago de hipoteca.

Esqueleto de tortuga