Aparentemente, esta chica esperaba a su marido, quien estuvo en Irak durante un año. En su barriga escribió “Bienvenido a casa papá”, probablemente para despistar. No quiero pensar mal: quizás el bebé decidió retrasar el nacimiento para hacerlo coincidir con el regreso de su papi. Nota: Por fin encontramos la respuesta al misterio del embarazo. Como suponíamos, el padre tuvo un permiso durante el cual concibieron el bebé. El chiste es gracioso, aunque posiblemente para la familia no lo fue tanto.