A Ironman le gusta moverse con estilo. Por eso se construyó su propia versión de Vespino.