Jellyfish Lake o Lago Medusa se encuentra en la isla Eli Malk. Hace doce mil años estas medusas quedaron atrapadas en una cuenca natural en la isla cuando el océano se retiró. Al no haber depredadores entre ellas durante miles de años, evolucionaron como una nueve especie que perdió gran parte de su capacidad de provocar ardor al contacto, ya que no lo necesitaban para protegerse. Son inofensivas para los seres humanos, pese a que algunas personas con pieles sensibles pueden sentir algún tipo de leve picazón.

Espectaculares imágenes de Sarosh Jacob.