Uno de los últimos videos en convertirse en un fenómeno de Internet es el de una señora que, mientras caminaba por el centro comercial leyendo distraídamente los mensajes de texto en su móvil, tropezó con el borde de una fuente y cayó de cabeza en el agua. Las imágenes fueron capturadas por las cámaras de seguridad, mientras los supervisores se ríen de la escena.

La historia continúa, ya que la mujer amenza con demandar al centro comercial. Lo que sin duda sí ha conseguido es que ahora no sólo se vean las imágenes, sino que también se sepa quién es ella. Moraleja: cuidado con textear mientras realizas otras actividades.