A estas alturas, Justin Bieber tiene millones de seguidores (y un gato que le odia), pero todo tiene un principio. Aquí están algunos de los primeros videos que subió a YouTube y por los que fue lanzado a la fama. Ahora, algunos de sus videos están entre los 10 más vistos de YouTube.