La diferencia entre los gráficos de la PlayStation3 y la Xbox360 salta a la vista. Aquí está la prueba.