Y cuando digo “robando un cajero automático”, me refiero a un cajero automático. Luego, ya tranquilito en casa, pues a tratar de abrirlo para sacar el dinero.