Hay gente que, sencillamente, nunca debió procrear…


Vía The Chive