Esta espectacular motocicleta, llamada “El Barón Rojo”, tiene un motor de avión de nueve cilindros Rotec Radial R3600. Su dueño, el alemán Frank Ohle, tardó 18 meses en construirla.