No sé si esta foto es real o si a algún listillo le dio por empujar nieve contra la fachada de su propia casa, pero sin duda la imagen es impactante.