Esta variación de los patines clásicos fue patentada por Charles A. Nordling de Suisun, California en agosto de 1913. El principal objetivo del invento de Nordling se basaba en el concepto de unos patines impulsados a base de pedalear, con el fin de facilitar el impulso y alcanzar mayor velocidad.

 

Vía The Atlantic