¡Qué agradable cuando en un día frío entra un rayo de sol por la ventana! Y si no, que se lo pregunten a estos cuatro.