Unos cuantos caramelitos en el camino, un plan bien elaborado y un niño poco precavido cae en la trampa. Gracioso.