Con este pantalón, ¿quién necesita espejos?