Se trata de un diseño de Jacqueline Bradley que sin duda no pasará desapercibido este verano.