Para qué llevar el periódico cuando puedes jugar a Medal of Honor sentado “cómodamente” en la taza del wáter. Eso sí, este par de la foto ni se bajan los pantalones. ¿Se les habrá olvidado?